Escritos de: Leocadio Ernesto Peña Viloria. Page_13

Leocadio Ernesto Peña ViloriaMuy agradecido, por darme la oportunidad de compartir mis escritos. Bueno como ya saben mi nombre es: Leocadio Ernesto Peña Viloria. Con estudios en la Universidad de los Andes, y el Tecnológico de Valera. No culminados, actualmente soy comerciante de Turismo. Tengo un negocio de Artesanía en Valera- Isnotu, donde se encuentra José Gregorio Hernández. Vivo en este Pueblo de tranquilidad y paz.

Me gusta Escribir: Poesía, Cuentos, Revelaciones, Sueños y sobre todo mis escritos del espíritu de Dios. Me gusta, mucho escribir, y leer libros de auto ayuda. Así como libros de los misterios de la vida y Dios, la buena música de los 80, y toda aquella música con letra y mensajes del alma [...]
Leer completo




Esta página incluye las siguientes letras del autor:

pencilplus32.png Escritos compartidos por el autor. Índice de letras publicadas en esta página. Leocadio Ernesto Peña Viloria.

Todas las obras de esta colección son propiedad de sus respectivos autores o titulares de los derechos.
Obra escrita de Leocadio Ernesto Peña Viloria. Edición autorizada.

Preveme, concede y glorifica mi vida

Dios, llena mi vida de sentimientos, amor y verdad. Que es lo que llega a mi cuerpo, mente, alma… Que va a tu espíritu que es el mío.

No me des riquezas… Que son pesares que encadenan mi alma; a lo torpe de la presencia del hombre.

Riquezas, que cambian mente-corazón y alma que empobrecen tu espíritu. No…No… No las quiero Dios, concédeme tu verdad y amor.

Abastece, mi vida de las frescuras de tu mundo interior, del sentir incompresible del quejoso humano. Baña, mi ser de tu existencia. Y mis ojos, hazlos tuyos y hechízalos con la belleza de tu luz creadora, cautívalo con tu obra eterna, que entra por mis sentidos que llegan a mi mente; e interior de mí ser.

Mi oído llena de melodías de paz y armonía que llega como eco de música de sueños que llenan tu corazón de amor; alegrías de fantasías de amores de lozanía de pureza.

Mi gusto, deleite, concédele sabores y virtudes de lo no saboreado del vivir verdadero. Y la lengua castigadora del cuerpo; frénala de… Y enséñala con tu poder de palabra. Mi olfato, sutileza del gozo de fragancias variadas.

Quiero briza fresca, de aromas celestiales de mi interior profundo donde estás tú. Mis manos, que tuyas son, mi forma de tocar y sentir, llévalas al más elevado nivel de tu ser. Deja, concede y glorifica mi existencia profunda en tu espíritu. Que es, la magia de la verdad, del acariciar arduo de tu creación.

Categoría: Reflexiones

→ Leocadio Ernesto Peña Viloria




Padre nuestro, padre mío

Padre mío. Padre nuestro, que de los cielos eres. Ya no sé qué hacer para que mi pensamientos; y mi vida, se mas tuyos que míos. Te ruego y entrego mis ojos y con ello mis pensamientos, y vida que tuya es. Jesucristo hijo del padre, que en los cielos estas.

Perdóname, ayúdame, me muero por tu amor y piedad. Regálame un poquito de tu creación, que mía no es, y no he conquistado.
Santificado sea tu nombre, que de bendiciones está dotado tu ser, en el espíritu. Que en lo profundo de la piel; de cada cual esta, y mueve nuestro interior.
Ven… ven, a mí. Venga tu reino a mi ser, aquí en la tierra que el cielo siempre esta. Y en mí, yo siempre quiero. Desentierra de mí, todo… lo de este mundo, que bueno no sea; reparando mi alma.
Batallando sus debilidades para que estremezcan mi espíritu; que es el tuyo. Danos cada día, por día nuestro pan, llena de bendiciones nuestros hogares. De…alimentos, de apoyo, al camino de constancia a la fe divina, que no tenemos y tenemos. Y de aquel pan, que no es pan, nuestro espíritu.

Perdona, nuestras ofensas en nuestro cuerpo, que tu templo es. Haz de nuestro templo, que cuerpo es; el lugar sagrado que alimenta al alma que llega a tu espíritu. ¡Dios! Perdónanos, y purifícanos de adentro al espíritu. En nosotros para llegar a ti. Así, como nosotros debemos aprender a perdonar las ofensas y nuestras ofensas al semejante.

Siembra en nuestro cuerpo, que al alma va, misericordia de tu espíritu. No nos dejes caer en la tentación, que de tu reino no es. Retíranos esa maldad, que llevamos del hombre; que de tu porción no nació. Líbranos de todo mal y pensamiento negado de tu creación Amen.

Categoría: Reflexiones

→ Leocadio Ernesto Peña Viloria




Provee fe y desecha el pecado en mi vida

Llena mi vida de fe verdadera, de los grandiosos milagros de tu mundo. De tu sentir espiritual que busco muy en lo profundo de ti. Dios te busco como el camino de mi verdadero ser.

Ayuda, bendice y toma cada añadidura de mi vida a tu disposición y voluta. Que no sea yo, ni mi razonar, el dueño de mis pensamientos. Ya estoy cansado de este existir vago y profundo; que no está a la altura de tu espíritu en mi muy profunda persona.

Cuantos pecados abrasan mi vida y las vidas de tus hijos. Acércate un poco más, te imploro en el nombre de tu infancia. Ven, siémbrate en mi existencia, en el vivir de cada detalle de mi largo coexistir.

Enséñame a ver y sentir tus creaciones maravillosas; bañado mi pensar y razonar a tu arte del milagro no entendible a mi mente.

Categoría: Reflexiones

→ Leocadio Ernesto Peña Viloria




Escritos de Leocadio Ernesto Peña Viloria, Page_13

Te encuentras en página 13 de letras de Leocadio Ernesto Peña Viloria.

Leocadio ErnestoQuizás también te interese: Leer poemas referentes al mismo autor. En esta sección recogemos una una colección de poesía de:
Leocadio Ernesto Peña Viloria