Poemas de: Nélida Beatriz Marteletti (Francis). Page_12

FrancisNaci un 2 de enero en Nueva Galia-un pueblito de la provincia de San Luis-Argentina, a los 2 años viajamos con mis Padres, Antolín y Francisca, y mis hermanos hacia Buenos Aires, desde ahí vivo acá, en mi San Francisco Solano, en Buenos Aires.

Mi infancia fue muy feliz junto a mis padres y hermanos, soy una persona sencilla, humilde y muy solitaria, escribo desde los 13 años, mi primera poesía fue para mi madre, a la cual solo la tuve 15 años [...]
Leer completo




Esta página incluye los siguientes poemas de la autora:

pencil32.png Poesía compartida por el autor. Índice de poemas publicados en esta página. Nélida Beatriz Marteletti.

Todas las obras de esta colección son propiedad de sus respectivos autores o titulares de los derechos.
Obra poética de Nélida Beatriz Marteletti. Edición autorizada.

Tiempo

Tiempo, tiempo y tiempo, es lo único que no tengo.
Tengo cariño, tengo amor, pero no tengo tiempo.
Tengo risas, tengo sueños, pero no tengo tiempo.
Tengo pensamientos, tengo ganas, pero no tengo tiempo.
Tengo fuerzas, tengo ternura, pero no tengo tiempo.
Solo te pido amor. Cuando llegues, si llegas: que llegues pronto, que llegues justo, que llegues ya, que llegues ahora, antes de que mi tiempo se acabe.
Antes de que mi tiempo se extinga, antes de que mi tiempo, llegue a su fin.

→ Nélida Beatriz Marteletti (Francis)




Toma mi mano

Hola soy yo, ven toma mi mano y
échate andar, ven no dejes que
nadie te atemorice, no le hagas
caso a la soledad, ven toma mi
mano y vamos hacia el fututo
juntos de la mano sin mirar atrás.

Hola soy yo, el sol que alumbra tus
mañanas, el que nunca te dejó atrás,
ese que camina a tu lado, y te hace
ver el más allá, aquel que te da la
mano sin pedir nada, el que le da
paz a tu alma, aquel que corre las
piedras de tu camino, el que te da
compañía en tus días de soledad.

→ Nélida Beatriz Marteletti (Francis)




Tomados de la mano

Y aquí vamos amor
tomados de la mano
en este bello atardecer
donde se juntan la luna
y el sol, ese mar calmo con
esa bella espuma blanca y
nosotros dos amor, caminando
así amor, tomados de la mano.

→ Nélida Beatriz Marteletti (Francis)

Triste canción

Hoy es un día triste, el cielo llora,
sus lágrimas son de dolor. Ha muerto un poeta,
un icono, un ídolo, un soñador.
Hay dolor por ti, que nos dejaste,
te fuiste como lo hacen los grandes, en silencio,
pero perduraras en muchas almas,
en nuestro corazón nos queda tus bellas melodías.

Tú hermosa canción, tus letras estarán grabadas a fuego en nuestro corazón.
Serás un símbolo al amor, al irte nos desgarra el corazón. Tu partida fue muy
temprana, quizás seamos egoístas, no queríamos dejarte ir, eras nuestro gran
poeta, nuestro gran ídolo, nuestro símbolo al amor, tu voz, tus canciones,
tus letras hicieron vibrar a un montón.

Tus letras no tuvieron fronteras, tampoco te importó el idioma, solo cantarle al
amor, se cantaron a viva voz todos tus temas, se aplaudió por tú esplendor. Solo
los enamorados, los que amamos al amor, sabemos que no habrá otra voz que se exprese
con tanto sentimiento, como lo hacías vos, hasta hacernos vibrar de ternura,
de llanto, de amor.

Le cantaste a la rosa, al amigo, a la madre y al amor; tu canto no se olvidó de
nadie. Lograste llegar a todos los corazones, tus nenas te vamos a extrañar,
siempre extrañaremos tus vaivenes, tus saludos desde el balcón, tu mano levantada,
cantándonos una canción.

Pero hay estaremos en cada primavera cantándole al amor. Sí estaremos contigo,
estés acá o en el cielo, oiremos tus canciones, serás nuestro gran lucero azul,
estarás en una estrella cantando junto a Dios.

Tu voz querido ídolo, gran poeta, buen soñador, no se apagará nunca, siempre
estarás en nuestro corazón, gran SANDRO cantando tus bellas baladas junto a
Dios.

→ Nélida Beatriz Marteletti (Francis)




Triste soledad

La soledad, es fea, es silenciosa, todo gris y
sombras. Pero no me siento sola, hay muchos
a mi alrededor, cada día, cada hora; mi amor
puede crecer.

Sí, puedo desde ahora mirarlo siempre a él,
puedo caminar, mi andar crece, es alegre.
Quiero procurar vivir en este mundo, mejorar,
comprometerme a hacer cosas, sembrar: amor,
paz, aunque esté sola, aunque la soledad me
inunde el corazón y el alma, me aprisione, a veces
me deje sin aliento, y otras veces, ciega al
borde del abismo.

Pero más adelante me siento dichosa y feliz,
cuando logro prestar algún servicio, ser generosa,
sentir que estoy sembrando amor, sentir que el
sol da en mi cara, que la luz se ve al fin del día,
que mis manos ya no están apretadas.

Sí, la soledad es fea, es triste, te inunda el alma de
dDesesperanza, pero siempre al final hay una mano
amiga extendida para izarte cuando caigas.

→ Nélida Beatriz Marteletti (Francis)




Poesía de Nélida Beatriz Marteletti (Francis), Page_12

Te encuentras en página 12 de poemas de Nélida Beatriz Marteletti.

Nélida Beatriz MartelettiQuizás también te interese: Leer escritos referentes a la misma autora. En esta sección recogemos una una colección de letras de:
Nélida Beatriz Marteletti