Poemas de: Joel Fortunato Reyes. Page_12

Joel Fortunato ReyesJoel Fortunato, nació en Cd. Cuauhtémoc, Chihuahua, México, en 1958 y es Médico Cirujano especialista en Psiquiatría por la UNAM, tiene tres Maestrías en Ciencias Educación, Sexualidad Humana y Educación Especial.

Autor del libro: «Poemas cercanos», Editorial Palibrio. Este libro recoge una colección de 150 poemas de la producción del autor. Poesías especialmente sugestivas que manifiestan profundos sentimientos y preocupaciones del alma y son una vía al interior del sentimiento y pensamiento del hombre contemporáneo donde los límites no se agotan y el lector se transforma en el principal actor y recreador de la obra escrita por el autor [...]
Leer completo




Esta página incluye los siguientes poemas del autor:

pencil32.png Poesía compartida por el autor. Índice de poemas publicados en esta página. Poemas de Joel Fortunato Reyes Pérez.

Todas las obras de esta colección son propiedad de sus respectivos autores o titulares de los derechos.
Obra poética de Joel Fortunato Reyes. Edición autorizada.

Culposamente

Guardaba la tarde una rendija y lentos péndulos
de viento, desolado y discreto, amarillándose.
Las hojas callaban
arrastrando viejos inviernos de plata
en los párpados de la colina azules,
y las sillas sentadas dormían un conejo.

Ésas han sido.
Ésas han sido las que aplauden al suelo
junto al dolor de las calles afiladas y secan las paredes agrietando los recuerdos.

Esa tarde el pueblo,
con telarañas despedía las carretas
acariciando las alas a los buitres
y pedía la sal de las estatuas.
Con las carretas silencias.
Las tortugas ocultaban las montañas
entre campos abandonados y lunas de plomo.

Los caballos soñaban herraduras pálidos,
los últimos camellos cenaban sumisión empedernidos
como el arado husmea enjuto al luto
y al otoño agonizante
y la fuente congelada del remedio.

Corbatas, caras, uñas ocultas, lenguas,
serpiente y más lenguas, gusanos y copas.

El humo prometido encontró la puerta
en la esquina del zapato
en la hiel del pastel boca abajo.
Sin vergüenza. Esperanza pegajosa
por encima de las inquietas campanas
muertas en la espuma de un pañuelo
y en el canto de las hienas,
desgranando aguas y retinas de las tumbas.

Aceite que busca el perfume del barril
almidonado de los puentes y cristales
en las espinas del cielo con ceniza
que humedece al eclipse desnudando
la sonrisa del anís en las cavernas
con las cáscaras del paisaje enervado
por pulverizar los pétalos de yeso
y sacrificar al vacío tonificado y blando.

Es el aceite que grita, que gritará
opacando los relojes y calendarios
arriba y abajo, en cualquier parte,
por hermanarse al carbón de los sapos
inclinados en los caracoles enrojecidos
donde llora el agua de los lavabos
y la madrugada bebe estrellas yertas
como la piedra de rostro impasible
en la carne de las sombras
donde los jugos del fango anidan
derritiendo las raíces del olvido
en la gravedad de un rinoceronte
que ya no vuela ni sabe ni espera.

Solo el rubor del tumor es rumor
Solo la cicuta hiere al salitre
por caminar sonriendo al abismo
y expresar el ínfimo sollozo
con los guantes de madera desteñida.

¡ Es por éso y sólo ésto y aquéllo !.

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Aire…Funesto

Fue cuando el destino se vistió
de libertad disfrazado
entre cadenas danzando espinosas
entre las puertas sangrantes
¡ migajas del hielo quemado !.

Aire funesto
Por la idea fundamental
de la contracción-extracción-concebida
que no solo es desacuerdo endulzado
por las masas rígidas que actúan solas

Por el tiempo de corbatas insensibles
por las nubes de sillas robadas raudo
al falso suelo sobrio insalubre cumbre
pobre alambre estambre raigambre de
¡ desnudares desnudo el desencanto descubierto !

Aire funesto
Como topes ante la presión del listón
de las masas de litosfera cratógena
que siálica engendra plegamientos
en la sangre afrentosa silenciosa

Con la fuerza de la sombra
Con el engaño de la espuma
de la orgiástica servidumbre
del banquete de los horrores triunfante
¡ súbdito del invasor descarnado !

Aire funesto
En el estruendo furibundo uncido
en el día del adiós de la esperanza
ingenua del cielo manchado
por la injusta memoria eminente

Pétalo del perfume inclemente
mudable y miserable y detestable
cabizbajo el sombrero espuela pleno
el camino viajero ataúd inocente
¡ ternura que baña que lanza que muere !

Aire funesto
De las hojas fanáticas de otoño
del invierno destilando mieles fuegos
en la punta sonrosada de los sueños
de los párpados de un hueso

En la humilde trinchera del humo
del inseparable reposo de la brisa
donde guarda el caracol al mar
en una gota de silencio seco
en una voz arrastrada por la inercia

Aire funesto
De las pestañas de un hueco
de las uñas de un cabello
contemplando el embeleso de una flama
¡ adoradora de la ceniza !

Renace rebaño reblandecido
tierno de alabanzas codiciosas
y ambiciosas mariposas rubicundas
por los labios de los instintos ocultos
bestiales negociantes de edenes infamantes.

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Suspirando espiral

En ese viento que vive
bajo las alas
de las olas
entre una pluma
de noche escondida
en un sueño suave sublime
que subsiste subterráneo subyugado...

En el espejo que se ha muerto
por el recuerdo del futuro
del miedo que se esconde
y teje su perfume a cada nube
en el fuego de tímida sonrisa
en la nieve durmiendo al sol...

En ese aliento que siente
sobre las hojas
de los otoños
entre una perla
de día satisfecho
en un despertar despolvado despulpado
que complace complementa compartiendo...

En un reflejo que se ha escapado
por el sueño de una noche
del placer que se disipa
y sepulta su canto en el agua
en el vuelo de las pupilas
en el cielo de los suspiros...

Espirales espigando espiritadas esplendentes
Suspirando susceptibles suspensores...
¡ Espirales palpitares !... Del suspiro embelesado.

→ Joel Fortunato Reyes Pérez

Complejidades

Desenredando las palabras
danzan bajo el agua
soles sin ropa rotos
por el cielo entre los suspiros
interrogando intimidades invencibles
en la tela que talan los tálamos
instigando persistentes adustos silencios...

Complejidades que con asiduidad merodean
en la destemplanza y marejada
apoteosis indómita que redime
los enmarañados sentimientos
como el tiburón en el desierto
el camello marinero y la tortuga
¡ inquietante al encolerizarse !...

Complejidades del escarnio al improperio
que en la luna teje perlas
a la timidez del tigre
a la cariñosa cobra
del escorpión tierno
del cordero enardecido
por la venganza del espejo... ¡ Altivo !.

Complejidades al descorazonarse el aliento
donde una silla descansa sentada
en la cama de rodillas
una almohada tiene insomnio
por la túnica de nubes
bajo el biombo enamorado
del anillo que no usa dedos... ¡ Al desenojarse !

Complejidades, erectas en la sonrisa, encendida
que alumbra un salmón un salto suave dentro
¡ Tan profundo como alto en el llanto en el canto !
Como en el desencanto cuenta curvas cruentas
las palabras de una letra lenificando leñas lesivas
de mil sentimientos saponáceos satinados
en el llanto de una lágrima sazonada satisfecha...

→ Joel Fortunato Reyes Pérez

Entre el tumulto turbulento

( Surrealista )

Con la esperanza del paraguas la lluvia corre
En el fondo un poco alto junto al auto
Que ya no camina por los techos
Como nunca antes nadie lo vio despierto
solo a veces dentro de un sueño...
Ya que de la concha brota su flama
Con un sol encadenado en el suelo
Donde el tiempo se detuvo a morir
Un poco mojado el arroyo como espejo
Dejó al piso enredado
Levantando el pico la pala el martillo
Con la calle desprendida
Donde el aire se detiene
Al contemplar la sangre derramada
Como alfombra de alfileres y cuchillos
En el crepúsculo de la misericordia vana
Entre el abismo lúgubre momento
Trémulas las manos añil el cielo
Besando letales las ausencias
En los pálidos fulgores de un jazmín
El canguro convaleciente reposa
Entre puertas turbias al salir
Levantando las alas azules
¡ Más allá de la esperanza perdida !

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Mareado

Porque mi mar se ha perdido entre el silencio
de los cielos pasajeros de las pupilas...

__________*__________

Por el viento pescador de anzuelos
de tiernas plumas dibujando al vuelo
las campanas donde nace la noche

__________ ** __________

En los lechos heridos de ausencias
por los techos que oprimen al cielo
entre los trechos viven mojados
con los estrechos candiles yertos

__________***__________

¡ Ah !. Si lo supieran las montañas
los mismos abismos serían gloria
¡ Ah !. Si tuvieran las palabras fuerza
los mismos huracanes serían tenues
¡ Ah !. Si solo la humanidad cambiara

__________****__________

¡ Estoy seguro !...¡ Estoy seguro !
Como el eco de la sombre ve al olvido
en la ceniza del aire con alfileres
vendiendo las ausencias con cuchillos
cultivando el asco con aplausos
anunciando la decadencia con sonrisas

__________*****__________

Porque
Mareado
El sol
No es
Tan
Amarillo... Estando mareado mareado.

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Poesía de Joel Fortunato Reyes Pérez, Page_11

Te encuentras en página 11 de poemas de Fortunato Reyes.

Fortunato ReyesQuizás también te interese: Leer escritos referentes al mismo autor. En esta sección recogemos una una colección de letras de:
Fortunato Reyes Pérez