Poemas de: Joel Fortunato Reyes. Page_18

Joel Fortunato ReyesJoel Fortunato, nació en Cd. Cuauhtémoc, Chihuahua, México, en 1958 y es Médico Cirujano especialista en Psiquiatría por la UNAM, tiene tres Maestrías en Ciencias Educación, Sexualidad Humana y Educación Especial.

Autor del libro: «Poemas cercanos», Editorial Palibrio. Este libro recoge una colección de 150 poemas de la producción del autor. Poesías especialmente sugestivas que manifiestan profundos sentimientos y preocupaciones del alma y son una vía al interior del sentimiento y pensamiento del hombre contemporáneo donde los límites no se agotan y el lector se transforma en el principal actor y recreador de la obra escrita por el autor [...]
Leer completo




Esta página incluye los siguientes poemas del autor:

pencil32.png Poesía compartida por el autor. Índice de poemas publicados en esta página. Poemas de Joel Fortunato Reyes Pérez.

Todas las obras de esta colección son propiedad de sus respectivos autores o titulares de los derechos.
Obra poética de Joel Fortunato Reyes. Edición autorizada.

Escatimando crudeza

Con
La
Historia
En Menoscabo
Que no importa
A la herida
Por el vuelo
De las penas
En los panes

Por la pluma del escrito sin agrado
está la mañana enlodada volando
cuando el espejo pregunta marchando
por tu rostro, y mi cara ilusión ligera
hechos de limosnas al viento lento
relámpago de carretas imperiales aldeas
de trenes de pajas de ratas todas elásticas
en el sonámbulo insecto verticales sudorosas
en la seda helada del pudor rubor algodonosas...

Por
La
Pluma
Enamorada
Del azúcar
Fría
Sal
Entrando
Por
El
Pico
De
Los
Camaleones
Masticados
Los olvidos
¡ Fabricados !

En las pesadillas horizontales y letales
palatales recitales del silencio forzado
por el viejo silencio, aprendido, oprimido
por el subsuelo fragmentando periferias
por el señuelo destrozando parsimonias
estupefacto defensor providencial
en la faena en tropel ruda rueda
¡ La credulidad estimada !
¡ La crueldad estipulada !

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Empobrecimiento cierto

Al salir por donde la entrada es posible
e imposible perderse ignorado
e intangible parecer ígneo
con tan poco hielo frío
como mucha humedad acuosa...

¡ Que acusa que acosa que excusa !

En el fondo más elevado, intermedio,
En la cúspide más honda, incipiente, está,
En el empobrecimiento cierto... ¡ Cierto, cierto !

___ Palpitante pérdida pasmosa ___

___ Vitrificada gloria vana ___

En el empobrecimiento cierto... ¡ Cierto, cierto !.

**********

Ya que en la historia verdadera está
todo cuanto en el pasado se contiene.
Y no se dice a conveniencia. Ni se inventa.
Y no se oculta contingente. Ni deforma, ni suprime.

Amputando a la memoria
El equilibrio.
Ala manera del vuelo
De la tinta de la pluma
Ala moda del cielo
Infinito inventado inveterado.

¡ Finito viento veterano !
___ Al modo del hombre ___
De la espada de la espuma

___ ¡ Al hacer el océano plano y pobre ! ___

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




E.S.Q.U.I.L.M.A.D.O.S.

En la tarde de la esquina
te sumergiste inquieta
donde caminan las campanas
entre las ramas de sol y lunas
como las letras mudas...

¡ Heridas heredables hervideros !

Como se van subiendo los zapatos ligeros
evitando recoger la historia
de polvosa sangre, y de huecos nuevos
por el verano destrozado con los hielos
hilos de carne sin sombrero...

¡ Orgía de orfandad orgánica !

Con la pulsera de noches en el cuello
fallecido en la madrugada del árbol
seco anillo de infinitas muertes
de corbatas enloquecidas por serpientes
satisfechas solo por el pulcro sepulcro...

¡ Señuelos sépticos de servidumbre !

Cuando el fracaso sale a cazar al cazadero
entre la maleza y con corazón de cucaracha
entre la bajeza y con el alma de la mentira
preparada para las dudas vacías y temerosas
de la piel al hueso de cada nube nueva...

¡ Nave nativa nauseabundo navío !

→ Joel Fortunato Reyes Pérez

Todos los derechos de "E.S.Q.U.I.L.M.A.D.O.S."
pertenecen a su autor (Joel Fortunato Reyes Pérez).
Ha sido publicado en novakida.es a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez
Publicado en novakida.es el 17.05.2014.

I.N.S.T.A.N.T.E.S.

Pasaba el tiempo inconstante
por un reloj descompuesto
en el cielo boca abajo
hiriendo la eternidad de un segundo
al sentirse primero en la luna
del agua que refleja el alma
seca más allá de las retinas
ahogadas de cristales las ventanas
llenas de instantes los siglos.

Por una luna de plata
el corazón teje pulseras con agua
con rabia quiere secarlas el viento
el viento del agua de plata
quiere invisible hacerse
quiere la manzana comerse
con el corazón algas frescas
con el melón algas dobles
con el monte de tiempo en tiempo.

De tanto en tanto la piel palpita
con la plata de miel chorreando
con la paloma que al cielo vuela
la plata de nube a nube
escribe al corazón con ojos
con la luz ardiente y turgente
de las praderas ligeras
del rosa al rojo se quema
de tiempo en tiempo los relojes.

→ Joel Fortunato Reyes Pérez

El regreso es perenne

Cuando el alfiler del suelo, cubierto de rojos hoyos,
respira el dormido enjambre de miedo sereno,
aflora en sus mesas un dolor largo
con tentáculos pétreos de pupilas vacías.

Le amamantan sobre un pequeño acantilado
en el que los deseos son cercenados con flores
y por sus estrechos túneles en los que sube nieve
el rocío sus párpados desteje, ágil y dúctil.

Ellos escriben con el agua de sus lágrimas
que solo a sal saben las mieles amargas,
atormentadas a veces por el silencio, huelen
paralizados en el espíritu o seca el alma.

Atrapa volando sus memorias bajo la piel
resecas; y sus labios, delgados y punzantes,
decapitan alegrías entre sus dulces colmillos,
bajo sus caderas montañosas, la escasa vida.

Luego se le cae el aliento de la lengua,
música del arpa que podría desgarrar;
las tinieblas saben, con la rapidez de la distancia
discontinuas ansiedades que retoñan perennes.

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




C.O.N.F.I.D.E.N.C.I.A.L.M.E.N.T.E.

Moriré, más que ayer, instantáneo, en blanco,
helado por el fuego, a pintar la luna;
durmiendo, navegaré su altura en llamas,
y atraparé al viento antes de bañarse.

Estando ausente, sin saberlo, seré vestido;
pero el vacío completo me dejará quieto.

Y nada extraño, será invisible al tacto
por la música, hecha de nubes, perdidas
entre la ceniza, que respiro vaga
por el piso de mis plantas secas
sin hablar del barníz quedo.

Sólo, lleno con mi ausencia, igual al hueco
dejaré escrito con silencios
al techo colgando por el suelo
perdido entre las hojas miles
de árboles petrificados.

Y cuando, húmeda la orilla, se vea,
anudada por las raíces mi memoria;
Y corra, serena por el humo que llora,
como mariposa de azúcar del mar despierto.

A la muerte desnuda y cruda
que siempre tibia
me acompaña
dormida bajo la piel de mi tiempo.

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Poesía de Joel Fortunato Reyes Pérez, Page_18

Te encuentras en página 18 de poemas de Fortunato Reyes.

Fortunato ReyesQuizás también te interese: Leer escritos referentes al mismo autor. En esta sección recogemos una una colección de letras de:
Fortunato Reyes Pérez