Poemas de: Joel Fortunato Reyes. Page_26

Joel Fortunato ReyesJoel Fortunato, nació en Cd. Cuauhtémoc, Chihuahua, México, en 1958 y es Médico Cirujano especialista en Psiquiatría por la UNAM, tiene tres Maestrías en Ciencias Educación, Sexualidad Humana y Educación Especial.

Autor del libro: «Poemas cercanos», Editorial Palibrio. Este libro recoge una colección de 150 poemas de la producción del autor. Poesías especialmente sugestivas que manifiestan profundos sentimientos y preocupaciones del alma y son una vía al interior del sentimiento y pensamiento del hombre contemporáneo donde los límites no se agotan y el lector se transforma en el principal actor y recreador de la obra escrita por el autor [...]
Leer completo




Esta página incluye los siguientes poemas del autor:

pencil32.png Poesía compartida por el autor. Índice de poemas publicados en esta página. Poemas de Joel Fortunato Reyes Pérez.

Todas las obras de esta colección son propiedad de sus respectivos autores o titulares de los derechos.
Obra poética de Joel Fortunato Reyes. Edición autorizada.

Porvenir Espoleado

( Neosimbolista )

Por ser del futuro una colección perdida
Por el rostro frío del puñal encendido
El eco al astro ora plata siendo oro
Dónde el viento tiembla su aliento
Y se templan las aspas de la brisa

En el trasluz castaño de promesas
Porvenir
Entre trémulas montañas sin entrañas
Espoleado
En el féretro sombrío cargado de laureles

¡ Oh, frescor soñoliento de la nieve !
¡ Oh, balas, botas, entre gotas rotas !
Los ladridos del cobre fallecen
En los lomos de las brumas
En los lobos con la espuma

Con el rostro erubescente de dúlcido turpial
Porvenir
De arpegios dónde hierven las pasiones
Espoleado
Con el son del pasodoble de la muerte

El futuro viene con sus ecos
Por el cuello con sus fiebres
¡ Un paso que pesa que peca que opaca !
La ensordecedora plegaria del bosque
La ribera que al labriego embate

Siendo la ilusión pesarosa rosa
Porvenir
Tambores que a la suerte imploran
Espoleado
Siendo la respuesta quejumbrosa rosa

El futuro ha regresado engrasado
Y se encuentra en el pasado
En el deseo insondable del secreto
En el fuego qué anida el hielo hilo
¡ Oh, fragua del mañana hecho agua !

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Al Cascabelear Fulero...

Miente tan despacio por esa pintura
del tumulto de verdades discrepando
el suspiro del debate y arrebato vano
distraído por el latiguear alambicado
en la crema violentamente dual igual
desplazada desperdigada ya, tal cual
¡ Del aprecio desprotegido del precio !
¡ Del desprecio abandonado despacio !

¡ Hueco hostil hurto !

Miente, miente al expropiarse falso
Al desasistir su reflejo al espejo
Al desenfrenar su aguja al hilo
Al desbaratar su gasto al casto
Por la infancia del buen bosque
donde el aire se hiere precario
donde el tiempo se muere lento
¡ Por la ruta del último cielo !

¡ Milagrero milenario mísero !

Miente, lo que toda la vida ignora
del día enrabietado por la tarde
de los gestos trepando al techo
el pecho del vidrio frágil ágil
¡ Del andar la luz acribillando sombras !
repartiendo perdones impunemente
matando los dolores premiando infames
¡ Por todos los miedos inermes culpables !

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Enmohecido será…

Porqué...
Del fuego el cubo sale
recto al agua : tibio
laberinto circulando burbujeante
debajo del rectángulo indispuesto
arriba del sol vidrioso
vieja estrella triangular
geometría
humana chispa humana.

El aliento en el barro, divino
de vida plena, divinizada
la más pequeña nube
nodriza la gota
del vivirse
en la tierra transitoria.

Lo acaricia el viento, lo cultivan
ríos, lagos y lagunas
y la brisa teje
de sol a sol como relámpagos.

Atormentado estaba, como diciendo,
así callado, gestos y pasos lentos
qué aún no acaba de ser ligera lluvia
entre alfombras sedientas
arenas, cadenas, casas y cementerios,
húmedos anchos hierros... ¡ Enmohecidos !.

→ Joel Fortunato Reyes Pérez

Dilección genuina

Por esas sombras que beben las piedras
corren los olvidos inaudibles
inauditos perfumes del reflejo
de las ausencias sepultadas
en la siembra de silencios...

¡ Oh, dilección genuina !
En la lejanía serena...

Y los latidos en la vitrina
Y los suspiros dormidos
En la esperanza de muros
En la vestidura de siglos
Con el polvo del tiempo
¡ Donde mueren los relojes !

¡ Oh, genuina dilección !
Saltando al insomnio
Del techo al lecho
Del pecho al hecho
Con la especial sonrisa
¡ Que cabe placentera y lenta !.

Lenta y placentera
Entrando febril
Febril dentro
Sin envejecer el aire
Ni la esperanza nueva
¡ Muchas veces más tan sólo !

En la soledad fundidos
Luz
Y
Sombra
Diáfana
La brisa
En las manos
Ilusorias
Lámparas
Flores
Ardientes
En
La
Sonora
Transparencia
De
Los labios... ¡ Hecho alma !.

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Por la solemne pesadilla

En este césped los trenes hacen piruetas.
En la sonrisa ámbar de las flores.
En la nieve de luz púrpura.
En este canto del sol dormido.

¡ Semillas, esperanzas, cuerdas, ilusiones !

Recuerdos que viajan en el olvido.
Sombras que descansan en la aurora.
Tardes que despiertan en la noche.
Amores que brotan en el metal.

¡ Palmeras, mariposas, desiertos, carbones !.

En el rincón de la historia cansada.
Un fantasma es el verdugo. ¡ Otoño !.
Vientre del asfalto entre los viejos.
Años de albas de cobalto tenue.

¡ Violetas, torbellinos, lagos, tumbas !.

Por el delirio de las paredes.
Por el martirio de las praderas.
Un viento sueña el hilo fino.
La seda de las espinas frenéticas.

¡ Velas, grillos, abismos, gusanos !.

Por
La
Solemne
Pesadilla...

→ Joel Fortunato Reyes Pérez




Poesía de Joel Fortunato Reyes Pérez, Page_26

Te encuentras en página 26 de poemas de Fortunato Reyes.

Fortunato ReyesQuizás también te interese: Leer escritos referentes al mismo autor. En esta sección recogemos una una colección de letras de:
Fortunato Reyes Pérez